Relatos de Historias Reales

Encuentros cercanos de ning√ļn tipo

Encuentros cercanos de ning√ļn tipo

El Enano Anderson era arquitecto, Leopoldo funcionario de la Aduana. Uno, dise√Īaba y proyectaba viviendas. El otro, evitaba el contrabando en el pa√≠s. Eran amigos desde siempre, pero hac√≠a tiempo que no se ve√≠an.

Ver más
Rotura de potencia

Rotura de potencia

Erwing tenía algunas particularidades que lo hacían sobresalir del resto. Además de constancia, voluntad y carácter contaba con la predisposición genética de su cuerpo sobre la que edificó su carrera deportiva.

Ver más
El casamiento ficticio

El casamiento ficticio

No estaban conformes. Las operaciones ‚ÄúCartucho‚ÄĚ y ‚ÄúTimbre‚ÄĚ salieron bien, pero necesitaban m√°s. Esas acciones eran paliativos. El objetivo estaba claro. No hab√≠a t√©rmino medio.

Ver más
Operación Cartucho

Operación Cartucho

Tomaron una decisión. Las reuniones comenzaron a hacerse más frecuentes. Llegaron con mucho esfuerzo a las vacaciones de invierno. La vuelta a la escuela fue desastrosa.

Ver más
Los laberintos de Soplete

Los laberintos de Soplete

Su mundo era mucho más que la arquitectura. Construía arte y realidades habitadas solo por él. Conocerlo era entrar en un laberinto de muchos mundos. No había un solo Soplete.

Ver más
Una dupla imbatible

Una dupla imbatible

Le faltaba un socio. Un complemento. Su espontaneidad y sus continuas ocurrencias necesitaban un feedback. El Cholo sab√≠a que si encontraba un compa√Īero de ruta era imparable. Jos√©, unos a√Īos menor, no muchos; apareci√≥ en el momento indicado.

Ver más
Leopoldo el voluntarioso

Leopoldo el voluntarioso

Desde la edad del pavo hab√≠a comenzado a esculpir su cuerpo en el gimnasio. El rugby le dio una disciplina que sostuvo hasta los 20 a√Īos. De all√≠ en m√°s, con el tae kwon do obtuvo una extrema flexibilidad en sus movimientos.

Ver más
Un puma suelto en el jardín

Un puma suelto en el jardín

Bon vivant¬†es una expresi√≥n francesa que significa¬†‚Äúbuena vida‚ÄĚ. Es¬†sin√≥nimo de¬†aquella persona que disfruta de los placeres de la vida. Aqu√©l que¬†vive y sabe vivir. As√≠ era el Cholo.

Ver más
El Fantasma Saporitti

El Fantasma Saporitti

Había que mirarlo dos veces para poder verlo. Cuando se movía no hacía ruido. Ni siquiera tenía sombra. No le gustaba la autoridad. Flaco, de vos suave y calma. Todo en él era imperceptible. Nadie sabía si estaba o no estaba. Solo aparecía.

Ver más
Sin celular, sin GPS

Sin celular, sin GPS

En 1988 no exist√≠a la telefon√≠a celular, ni el GPS, ni internet. Las comunicaciones se realizaban desde tel√©fonos fijos y tel√©fonos p√ļblicos. La correspondencia era posible a trav√©s de cartas enviadas por el sistema tradicional del correo.

Ver más
Los Gal√°cticos de Arquitectura

Los Gal√°cticos de Arquitectura

Wing izquierdo con mucho amague. Gambeteador, dribleador y veloz. Explosivo. No lo podían agarrar. Era chiquito y rápido. Lo cagaban a patadas. El Enano Anderson nunca se quejaba. Fue un muy buen jugador.

Ver más
Distraídos, hay siempre

Distraídos, hay siempre

Siempre hay alg√ļn despistado. Pero si adem√°s, en una pareja ambos lo son, cualquier acto cotidiano por simple que sea, puede resultar complicado. Cuando la distracci√≥n es permanente, todo puede suceder.

Ver más
1/3
Contactanos!